Corchete

A través de la página Web de la FACE(Federación de Asociaciones de Celiacos de España) www.celiacos.org.

A pesar de no existir estudios epidemiológicos en España, se estima que la prevalencia es de 1%.

Se puede presentar a cualquier edad a lo largo de la vida.

La enfermedad celiaca es una intolerancia alimentaria porque el proceso de rechazo a un alimento se produce de forma más lenta y 'discreta'. Una alergia alimentaria la reacción se produce de forma muy clara, definida y tipificada.

No es hereditaria pero tiene una base genética, se nace con el riesgo de padecerla. Para la EC se precisa de la coincidencia de factores genéticos(antígenos HLA) y ambientales(gluten y otros no bien conocidos).

El diagnostico se realiza a través de la historia clínica, un análisis de sangre de anticuerpos especificos en la sangre y el médico especialista de digestivo decidirá si es necesario o no hacer una biopsia intestinal.

Mantener un buen estado de nutrición, recobrar el bienestar físico y la normalidad metabólica. Prevenir complicaciones propias de la EC sin tratar (pérdida de masa muscular, mayor riesgo de fracturas óseas, anemia, etc). Previene también la complicación más grave que es el linfoma intestinal.

El gluten no es una proteína indispensable y puede ser sustituida por otras proteínas animales y vegetales. La persona celíaca que sigue una dieta sin gluten, pero variada, a base de carne, pescados, frutas, verduras, legumbres, huevos, etc. y cereales sin gluten(maiz, arroz, quinoa, sorgo,...), normalmente come mejor y de forma más equilibrada y sana.

Está demostrado que pequeñas cantidades de gluten pueden dañar severamente las vellosidades intestinales. Por tanto, para que sea eficaz la dieta sin gluten hay que seguirla estrictamente y de modo indefinido.

Es absolutamente imprescindible hacer revisiones médicas periódicas para comprobar el buen estado del paciente.

A la DH también se le llama 'enfermedad celíaca de la piel'. Personas con DH pueden presentar o no síntomas claros de la enfermedad celíaca. Su único tratamiento es la dieta estricta sin gluten para toda la vida.

En la DH se complementan los tratamientos con sulfona y una dieta exenta de gluten. La dieta sin gluten permite reducir la cantidad de sulfona o, incluso en muchos casos, su suspensión en el futuro. Por otro lado, el tratamiento con sulfona no tiene acción alguna sobre la mucosa intestinal que sólo se normalizará con una dieta exenta de gluten.

No, el gluten sólo causa problemas si se ingiere. No puede ser absorbido a través de la piel.

La EC se pude asociar a otras enfermedades crónicas como diabetes, artritis reumatoide, enfermedad de tiroides y la dermatitis herpetiforme.

Separador